Bronquiolitis: cómo identificar, prevenir y tratar este mal que afecta a los más pequeños

Especialmente cuando llega el invierno, las mamás redoblan la atención a la salud de los pequeños, que, por no tener su inmunidad reforzada, terminan contagiándose con los más diversos virus. Así, la bronquiolitis es una de las enfermedades que afectan a los niños en esta época del año.

Esta enfermedad es una infección respiratoria causada por el virus sincicial, que se caracteriza por la acumulación de moco (secreción) en las pequeñas cavidades de los pulmones, los bronquíolos, dificultando la respiración, con evolución para la tos y falta de aire.

bronquiolitis

Tipos de bronquiolitis

Hay dos tipos de bronquiolitis, una más raro y que sólo afecta a los adultos, la bronquiolitis obligerante. El otro, la bronquiolitis viral, ataca principalmente a los niños.

La bronquiolitis viral interfiere con más intensidad la salud respiratoria de los bebés hasta los 2 años de edad y, por el virus presente en los bronquíolos, el cuadro puede evolucionar rápidamente a una infección más grave.

Bronquiolitis obligerante: es un tipo de bronquiolitis más raro y peligroso, que afecta a adultos. El bloqueo de las vías aéreas inferiores es causado por la presencia de cicatrices en los bronquíolos, y no por la hinchazón o acumulación de moco.

Bronquiolitis viral: es el principal tipo de bronquiolitis y es más común en niños menores de 2 años de edad. Es causada por el virus en el tracto respiratorio inferior.

Causas

La bronquiolitis es causada, generalmente, por las infecciones virales del tracto respiratorio. La mayor parte de los casos es causada por el VSR, virus sincicial respiratorio, presente en abundancia en el mundo entero y responsable de los resfriados comunes.

La presencia del virus en los bronquíolos causa de la infección y la inflamación en los mismos, dificultando el paso del aire, y la acumulación de moco en las vías respiratorias agrava la situación.

¿La bronquiolitis es contagiosa?

Sí, es contagiosa. El contagio se produce a través del contacto con personas infectadas, a través de la tos, el estornudo y hasta la voz, o en la permanencia en ambientes a los que no se les presta la suficiente.

Síntomas

Los síntomas de la bronquiolitis pueden ser fácilmente confundidos con los de una gripe o un resfriado y es por eso que debemos estar atentos.

Es muy común que la enfermedad sea interpretada por padres y cuidadores como un simple resfriado, porque los síntomas iniciales de malestar y estornudos están en ambos, pero la bronquiolitis es un marco más complejo.

Algunos de los síntomas de la enfermedad son:

  • Respiración rápida y superficial
  • Intensificación de los síntomas del resfriado
  • Fiebre
  • Tos
  • La congestión nasal
  • Fatiga
  • Disminución del apetito
  • Dificultad para dormir

Factores de riesgo

El principal de ellos es la edad, ya que, cuanto menor es el niño, mayor es la probabilidad de contraer la enfermedad por su sistema inmunológico aún en desarrollo.

La exposición y los efectos de contagio descritos anteriormente (ambiente seco, libre de contaminación, poco ventilado, grupo de personas, sumado a las bajas temperaturas y afines) se encuentran entre los principales factores de riesgo para el desarrollo de la bronquiolitis, considerando especialmente la fragilidad del sistema inmunológico de los bebés y los niños.

Otros importantes factores de riesgo que debemos de tomar en cuenta son:

  • Nacimiento prematuro
  • Humo
  • Frecuentar otros ambientes fuera de la casa como en la guardería
  • Hermanos que asisten a otros espacios y pueden llevar el virus a casa
  • Vivir con muchas personas
  • Ambientes fríos, ya que suelen ser poco luminosos, lo que ayuda a propagar el virus

Diagnóstico

Para el diagnóstico de la bronquiolitis, los padres deben llevar al niño al pediatra, ya que los síntomas pueden enmascarar la enfermedad. Sólo el pediatra puede dar fe de si el niño está en un cuadro de resfriado o se trata de una bronquiolitis.

Las condiciones que suelen indicar bronquiolitis son:

  • Edad entre 0 y 2 años
  • Inicio agudo de los síntomas de la gripe, como fiebre, tos y estornudos
  • Aceleración de la respiración
  • Signos clínicos de obstrucción de las vías respiratorias, como exhalación prolongada

Tratamiento

La enfermedad y los síntomas tienden a ceder hasta una semana después del inicio de la infección, pero en caso de que los padres observen empeora en el marco del niño, deben llevarlo al pediatra lo antes posible.

El monitoreo del marco supervisará la evolución de la independencia del niño en la respiración, además de la administración de antiinflamatorios y antitérmicos para controlar la fiebre y disminuir la inflamación general.

Complicaciones

Diagnosticada y tratada, la bronquiolitis no presenta complicaciones. Sin embargo, los casos no tratados contribuyen con el desarrollo de neumonía, que debe ser tratada por separado. Además, la bronquiolitis puede llevar a la insuficiencia respiratoria.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *