¿Cómo y cuándo dejar de colocar pañales al bebé?

La maternidad trae consigo muchos retos, uno de ellos surge cuando el bebé se está convirtiendo en un niño y tiene que renunciar a uno de sus hábitos más característicos: el de usar pañales.

A partir del segundo año de vida del niño, los padres suelen iniciar el proceso de retiro de pañales, que consiste en hacer que el bebé deje de usar los pañales y aprenda usar el retrete para hacer sus necesidades fisiológicas.

dejar los pañales

El proceso requiere enseñar al pequeño a pedir para ir al baño, cuando la voluntad de hacer pis o caca surja. Puede ser una etapa difícil, pero algunos consejos pueden ayudar a pasar por esta etapa de forma más sencilla. ¡Echa un vistazo!

¿Cómo dejar de colocar pañales al niño?

Esto es algo que puede suceder de un día para el otro, o desafiar a los padres por largos períodos de tiempo. No hay reglas específicas a seguir, que funcionen con todos los niños. Cada experiencia es diferente, incluso entre hermanos.

La experiencia con los niños y las niñas puede ser diferente. Muchos apuntan a que quitar el pañal de las niñas es más fácil, aunque no hay diferencia en la forma de realizar la retirada de los pañales.

De todos modos, muchos padres y madres tienen dudas de cómo retirar los pañales y no saben ni por dónde empezar. Por lo tanto, estos son algunos consejos:

1. Inicia con el retiro de los pañales en el día

La primera información para tener en mente al comenzar el proceso de quitar los pañales con el pequeño es el de empezar en el día. El niño no va a aprender a dormir sin pañal después de dejar de usar pañales durante el día.

2. Comienza en el verano

Durante el proceso, el niño va a hacer pis en la ropa un par de veces hasta conseguir controlarse y, durante el verano es más fácil, de vez en cuando, dejar que el bebé mojado o con poca ropa – como sólo en ropa interior.

3. Deja al niño sin pañal durante un par de horas

Incluso al principio, cuando el bebé aún no sabe identificar y controlar sus necesidades, debemos dejarlo sin pañal por algunas horas en la casa o en la escuela. Este período ayuda a los pequeños a acostumbrarse a dejar los pañales de lado.

4. Establece referencias

Es importante para el niño tenga una referencia de cual es la forma correcta de hacer las necesidades de ese punto en adelante. Esta referencia puede ser el padre o la madre, o incluso un hermano. Esta es una buena sugerencia para estimular al niño.

5. No lo regañes cuando hace sus necesidades en la ropa

Los padres deben ser conscientes de que los accidentes van a suceder. Los niños pueden, con frecuencia, hacer pis o caca en los pantalones en situaciones inconvenientes, como en las fiestas de compañeros de trabajo o lugares públicos.

Se necesita paciencia y comprensión. En estas situaciones, los padres nunca deben reñir o castigar al niño, ya que esto causa traumas y pueden ralentizar el proceso.

6. Felicita cada logro

Por otro lado, felicita a tu pequeño o pequeña cada vez que pueda esperar y haga pipí en el lugar correcto. Esto le transmitirá confianza.

7. Recuérdale ir al baño

Es necesario crear en los niños el hábito de ir al baño, ya que no siempre estarás disponible y, a veces, puede ser demasiado tarde para llegar a uno. Por eso, en algunas situaciones, como en las fiestas o antes de entrar en el coche – aunque sean viajes cortos- es preciso recordarle si desea ir al baño. Así mismo, en los viajes más largos, recuerda hacer paradas.

8. Invierte en superficies impermeables

Como ya se ha dicho anteriormente, en esta fase, los escapes son muy comunes y no solo pueden ensuciar las ropita del bebé, sino también algunos elementos de la casa. Para evitar estos problemas, lo mejor es comprar sábanas impermeables para empapelar camas, sofás y hasta la alfombra en la que el niño se sienta para jugar.

9. Lleva ropa extra

Recuerde cargar aún más ropa extra. Ya que el riesgo de tener que cambiar la ropa del pequeño es aún mayor cuando nos encontramos en el proceso de transición de retiro de los pañales.

10. Por fin, el desafío nocturno

El proceso de dejar los pañales para dormir nocturno puede ser aún más largo y requiere que los padres establezcan ciertas rutinas, entre ellas, dos pueden ser esenciales: hacer que los niños siempre vayan al baño antes de dormir y no dar muchos líquidos cerca de la hora de ir a la cama.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *